Elegir con criterio, nuestra asignatura pendiente

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. La “consejistica” es una labor altruista que se abunda mucho en los prolegómenos electorales; sus recetas son múltiples y muchas veces “a su pesar” contradictorias en sus exigencias cívicas al ciudadano, para que efectué una votación “racional según el consejero”.

    Yo no voy a ser menos y voy a dar mis consejos. Y me voy a atrever a simplemente usar el sentido común, pues mas allá de retruécanos ingeniosos, es como nos guiamos la mayoría de los ciudadanos de este país cuando no nos acomplejamos y que queremos ir de sofisticados.

    Consejo nº 1

    Que me van a dar los diversos partidos concurrentes. Para que no me engañen debo mirar si alguno antes me quito algo. Pues he perdido empleo, o salario, o sanidad, o enseñanza o simplemente futuro. Y el que más me de…(también vale el que menos me haya quitado).

    Consejo nº 2

    Puede ocurrir que haya empate entre los que nunca me quitaron o más prometen darme. Para resolver este dilema este segundo consejo. ¿Quién nunca me ha mentido? Quién no ha incumplido su programa electoral. Quién no dice una cosa a los banqueros y otra a mí. Quién no se ha corrompido nunca. Quien ha sido siempre mi aliado y nunca pacto con mis enemigos.

    Consejo nº 3

    Si se ha dado respuestas muy radicales a las cuestiones anteriores. Cualquier ciudadano, tal vez se quedo sin partido a quién votar. Y es bueno, necesario e irrenunciable ir a votar. Por eso, yo le aconsejo Vota Nuevo, Vota Barrer El Parlamento. Pues como dice el sentido común: más vale pasarse que no llegar nunca, que hasta dentro de 4 años no te vuelven a preguntar.

    Salud

Anímate y déjame un comentario, gracias

A %d blogueros les gusta esto: