Carta al compañero Fernandez. Presidente de la Gestora de la Esperanza

Estimado compañero Fernandez:

En primer lugar darte la enhorabuena por la designación de Presidente de la Gestora que va a intentar arreglar todo este entuerto y, como no puede ser de otra manera, ponerme a tu entera disposición. Es evidente que en las circunstancias actuales tu aportación personal al proyecto y al reto de transformar integral y estructuralmente el Partido Socialista Obrero Español, va a ser determinante.

Lógicamente y dentro de los márgenes que nos da el desarrollo de la propia agenda política del país, con el fin de solventar lo más estratégico para el conjunto de los militantes y ciudadanos, la citada Gestora deberá de abordar y desarrollar las siguientes acciones políticas de carácter interno en el plazo máximo de un mes, ya que agotado ese plazo de tiempo nos veríamos abocados irremediablemente a la celebración de terceras elecciones:

  1. Definir las opciones a plantear a debate en el Comite Federal en referencia al posicionamiento del PSOE sobre la gobernabilidad de España.
  2. Convocatoria del Comité Federal: aprobación y ratificación del posicionamiento político actual o modificación del mismo.
  3. En ambos casos, ratificación de la decisión adoptada en el Comite Federal, por el conjunto de los militantes del partido.
  4. En caso de modificación del posicionamiento político. negociación de la abstención o de un planteamiento político alternativo, cuestión decididamente poco probable en las circunstancias actuales.

Dado el escaso tiempo disponible, es necesario que se aceleren todas las cuestiones para el desarrollo completo del conjunto de las acciones, ya que se entendería mal por parte de la militancia y por el conjunto de nuestros votantes, que se completen y desarrollen exclusivamente las dos primeras. Espero que la Comisión Gestora no comulgue con las tesis de algunos ilustres compañeros que entienden que la expresión máxima de la militancia es la voluntad del Comite Federal.

Dada la gran trascendencia del debate en cuestión, creo sinceramente que sería un error irreparable no consultar a las bases sobre este tema, abriendo más las diferencias y las dudas en el conjunto de la militancia, que pudieran derivar en procesos de ruptura incontrolados, que ningún miembro de la familia socialista debería de fomentar en el ejercicio de su responsabilidad orgánica. A mi criterio, en estos momentos tan cruciales hay que dejar a un lado la interpretación estatutaria interesada y las justificaciones infantiles, y en contrapartida, observar, potenciar y practicar el arte de la coherencia, la razón, el sentido común y la búsqueda del beneficio colectivo.

Para mi y para otros muchos militantes de esta gran organización social que es el PSOE, será totalmente determinante la conclusión de la gestión anteriormente citada, porque lo que viene después, desde luego, no es para nada baladí. Desarrollar las condiciones objetivas para realizar un congreso extraordinario, que además de elegir un Coordinador con liderazgo que guíe el proyecto, tiene que disponer el ánimo y la voluntad de ayudar a transformar integralmente el PSOE, es el verdadero reto, pero la actitud real con la que se va a dirimir la forma de abordar la primera cuestión, clarificará las verdaderas intenciones en relacion al proyecto politico.

Esta transformación es necesario que observe aspectos múltiples, como son: reestructurar nuestra maneras de relacionarnos con los ciudadanos, integrar en la organización elementos de valor, revisar y actualizar nuestros valores culturales en consonancia con la ciudadanía, desarrollo de sistemas de control de la actividad política orgánica e institucional, y lógicamente de los correspondientes objetivos y resultados, etc. Resumiendo, seria dificil creer por parte de un gran número de militantes, de la objetividad y credibilidad en la gestión de un proyecto de esta envergadura, si a la hora de tomar la primera decisión se opta por mantener posturas que alejen a la militancia de su pronunciamiento al respecto.

Por último, darte ánimos y reiterarte mi disposición a apoyar y contribuir al desarrollo de una solución para nuestro partido, donde la militancia tenga su protagonismo directo. Es necesario resaltar, que la posición en la que se encuentran los miembros de la Gestora es profundamente complicada, y es algo que personalmente tengo muy en cuenta y me imagino que la mayoría de compañeros; pero debéis de entender que sois la última tabla a la que poder agarrarnos, todos aquellos socialistas de corazón, que sin vivir de la política creemos en valores tan simples como: un hombre, un voto; el Estado del Bienestar como desarrollo de la felicidad individual en contextos colectivos, etc.

Suerte y salud compañero.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Pilar dice:

    Nunca me he afiliado a ningún partido y lo haría para trabajar en ese proyecto.

Anímate y déjame un comentario, gracias

A %d blogueros les gusta esto: