Crisis del PSOE. Comentario a las Reflexiones de Adolfo Piñedo

La crisis del psoe es estructural y se ha ido fraguando desde la decada de los 90. La oligarquia ha contaminado el poder organico e institucional.

Recientemente, he leído las “Reflexiones sobre la crisis del PSOE” que hace Adolfo Piñedo en su blog, y aunque se vierten muchas realidades en el escrito, a mi criterio no termina de tener unos parámetros de objetividad aceptables en el relato de lo acontecido, sobre la veracidad conceptual de algunos temas.

Yo creo que en el PSOE hace muchos años que estamos en el sectarismo, y lo peor que ni siquiera es un sectarismo ideológico, que también es malo, sino un sectarismo elitista y oligarquista encaminado a conseguir el control del aparato político, con el fin de poder seguir manteniendo puestos orgánicos e institucionales para aquellos que en muchos casos no se lo merecen por sus resultados y actitudes, y que lo único que aportan es fortaleza a una comunidad de intereses particulares, no fundamentada en posiciones ideológicas.

También resaltar que somos bastante proclives a hacer ejercicios interesados de lógica cartesiana sobre la normativa interna, a la hora de desarrollar procesos de depuración cainista. A mi me pareció mal lo de Tomas, y también me ha parecido mal lo de Pedro, y lo que realmente me parece peor es que se vayan de rositas, todos aquellos individuos que estando siempre al calor de cualquier proceso de depuración, pero en la sombra, juegan realmente a que el concepto de sufragio censitario sea un sistema de manipulación en toda regla para el conjunto de la organización.

Yo creo Sr Piñedo que unos y otros, después de los últimos 10 años y en especial de lo vivido en los últimos meses, deberían estar deslegitimidados para afrontar cualquier planteamiento político de futuro dentro del seno del PSOE, ya que poco a poco estos buenos compañeros se han ido cargando los valores de un partido de casi 140 años de historia, quizás porque han identificado que el partido son ellos y que sin ellos el partido no tiene sentido. La política debería de ser una aportación de las personas en el tiempo y no ser el mecanismo para fabricar sistemas vitales permanentes, encaminados a dotar a los beneficiarios de un estatus pseudo – funcionarial de por vida. El PSOE no es un club, una comunidad de intereses o un ministerio mas, deberia de ser la herramienta para que las clases medias de este pais tengan una alternativa politica al Liberalismo Doctrinario.

Por ultimo significar, que etimólogicamente la acepción política de populismo es la tendencia a defender los intereses y aspiraciones del pueblo. Lo que practican algunas fuerzas políticas emergentes y otras ya emergidas hace mucho es el alienismo maniqueista, que no es otra cosa que la perdida de la identidad personal o de un colectivo, donde siempre se interpreta la realidad en términos de blanco o negro, bueno o malo, o estas conmigo o en contra mía. Recordar que esas fuerzas políticas pueden ejercer esa alienación sobre las personas y colectivos, gracias a que los partidos políticos tradicionales no han sabido dar respuesta a las necesidades de los ciudadanos y han dejado nichos y espacios políticos sin cubrir. Como diría Albert Camus, “La tiranía totalitaria no se edifica sobre las virtudes de los totalitarios sino sobre las faltas de los demócratas”.

Desde la definición real de populismo, ojalá los lideres políticos de mi partido hubieran practicado el populismo desde hace mucho tiempo, seguro nos iría mejor a todos.

Salud y República compañero

También te podría gustar...

Anímate y déjame un comentario, gracias

A %d blogueros les gusta esto: