Pacto a la española. El arte de mirarse el ombligo una y otra vez

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Valentín dice:

    Todo lo que dices – Paco – está muy bien. Pero lo está al modo de las tristes baladas celtas, como queja de lo que pudo ser pero no fue y dado que no se estaba cuando los hechos sucedieron, pues todos y ningunos culpables. A pesar de estar de moda furiosa, la equidistancia solo conduce a la melancolía.

    Parece que volvemos a las urnas, aunque tampoco estas, al menos próximamente, solucionen los problemas que tienen los electores que se sienten de «izquierda» (no miremos en que grado). Hay creo tres grandes expresiones y aun estas con innumerables divisiones a su vez. Los electores que votan PSOE, los electores que se abstienen, y los que votan a opciones electorales a la izquierda del PSOE.

    Mi pronostico: el PSOE puede mantenerse, los abstencionistas persistirán al alza, la izquierda nacionalista subirá, la izquierda soberanista sobrevivirá. Posiblemente, la izquierda más radicalizada se estrelle si se presenta «a pecho descubierto». Tengo dudas si la izquierda oportunista se atreverá a batallar sin una figura a quien parasitar. Ergo el PSOE no habrá podido expulsar a sus izquierdas fuera de los resultados electorales y estará disfrutando un lustro de impotencia y frustración…más allá no se ve en «mi bola», pero seguro que será más peor.

    Saludos

Anímate y déjame un comentario, gracias

A %d blogueros les gusta esto: