El efecto “cagada de paloma” y la situación actual del PSM

PALOMA CAGONANo sé realmente si es buena o mala suerte…., pero ayer me volvió a cagar encima una paloma a la salida del Ayuntamiento de Valdemoro, como ya me paso en Madrid en el año 2011. Traumatizado por el asco y la vergüenza de la cagada palomera y con un vacío interior provocado por el ayuno matinal, fui entrando en un micro estado de éxtasis surrealista potenciado por la risa incontrolada de una empleada del SER, que me obligo de manera inmediata a volver a mi casa, ducharme por segunda vez, y empezar a percibir, como si guiara mi voluntad alguna entidad ajena, la necesidad imperiosa de trasladaros mis pensamientos políticos más íntimos.

A mí que me apasionan las rarezas estadísticas, en una primera instancia busque impulsivamente en la red información que me ayudara a ponderar, la probabilidad real que tiene una persona de que le cague encima una paloma dos veces en cuatro años. Al examinar las primeras entradas que me proporcionó Google, me llamaron la atención dos en concreto, que de manera complementaria venían a decir lo siguiente:

“Según la superstición popular, el origen de asociar la cagada de paloma con la buena suerte hay que buscarlo en la elección del Papa Fabián en el año 236.

Tras la muerte del Papa Antero, la comunidad cristiana se debatía internamente en la elección de su sucesor. Como casi siempre, las posturas estaban totalmente enfrentadas y no había un claro candidato en la lucha por el poder. Fabián, un campesino que regresaba de sus labores en el campo, al ver gente reunida y debatiendo se acercó a escuchar. En aquel momento, una paloma surgió de la nada y se cagó encima de Fabián, todos los asistentes quedaron atónitos y lo interpretaron como una señal del Espíritu Santo. Como Fabián era laico, allí mismo lo ordenaron sacerdote, obispo y Papa de una tacada.

Afortunadamente, Fabián salió majete y aplicado siendo el artífice del desarrollo de una estructura organizativa efectiva dentro del seno de la comunidad cristiana de Roma, lo que propicio la integración del cristianismo con la sociedad romana de su época, consiguiendo un gran incremento y grado de penetración de la fe cristiana en la masa social de la Roma imperial, hasta que finalmente el emperador Decio lo asesinó, por devolver la dignidad y la esperanza de futuro a unas personas, hastiadas por el teatro en el que se habían convertido las instituciones de esa Roma que durante siglos fue el referente del mundo conocido.”

Al finalizar la lectura se me pusieron los vellos de punta al comprobar que el azar había provocado que me cagara la paloma por segunda vez, cuestión que desde un punto de vista estadístico es bastante raro, además de producirse una serendipia o hallazgo inesperado al descubrir esta joya histórica del conocimiento de lo raro, que usando la imaginación de una manera un tanto libre, me sugiere paralelismos con la actualidad política española.

Para un gnóstico racional convencido como yo, es difícil pensar bajo el prisma de la superstición, pero por si acaso se me ha elegido para algo, os traslado mis reflexiones sobre la historia del Papa Fabián, que quizás os puedan sugerir, como a mí, similitudes con el proceso de catarsis y evolución actual del Partido Socialista de Madrid (PSM).

Es obvio que el procedimiento de elección del Papa Fabián fue bastante irregular, siendo difícil como en la actualidad, poder admitir desde cualquier posición política basada en criterios democráticos, el desarrollo de procesos de elección que no se ajusten adecuadamente a los ordenamientos protocolarios en vigor de nuestro actual modelo organizativo. No obstante, es necesario clarificar en este punto, que las circunstancias que envuelven actualmente al PSM y las existentes en la comunidad cristiana de Fabián, también pueden arrojar ciertas similitudes desde una perspectiva conceptual, que pueden servir de argumento para justificar sistemas de elección extraordinarios. Desgraciadamente, la realidad sociopolítica de las dos comunidades está focalizada por un alto grado de degradación de sus estructuras internas, que utilizan los propios ordenamientos y los sistemas de elección, como en el caso actual de las primarias, como meras herramientas para conseguir el poder político, olvidando su verdadero objetivo  primigenio, que no es otro que la integración con los ciudadanos y la búsqueda de la excelencia moral, política y técnica en el ámbito de los propios procesos de elección.

El Papa Antero, que Dios lo tenga en su gloria, posiblemente no supo tampoco conectar con los ciudadanos de la degradada Roma Imperial que demandaban cambios estructurales y radicales, al estar ocupado y preocupado por conseguir y mantener el poder interno y el gobierno de la comunidad cristiana. Como conclusión creo que no podemos seguir validando procesos de elección por muy primarias que sean, donde la endogamia política llega a niveles que rayan el absurdo, como por ejemplo que en una población concreta, 111 personas puedan decidir la representación política de 73.000. Con estas cifras y desde un punto de vista estadístico, la posibilidad real de acertar con lo que los ciudadanos quieren y/o necesitan es bastante improbable. Yo creo que sería conveniente revisar y mejorar nuestros ordenamientos formales e informales con dos finalidades concretas; adecuar nuestras estructuras organizativas a la actual evolución de la sociedad en su conjunto y evitar la endogamia de la actual interpretación del concepto de profesionalización en el ámbito político, que lo único que provoca es el control de las estructuras internas de nuestro partido, por grupos de individuos organizados al calor de intereses confesables o inconfesables, pero que en cualquier caso no benefician en conjunto ni al partido ni a la propia sociedad.

Por último, me gustaría hacer una reflexión sobre Fabián, ya que en este caso es posible que la suerte generada por la cagada de la paloma no fuera realmente para Fabián y si para la comunidad cristiana, que con su elección consiguió un aumento de la presencia del cristianismo en general y de la comunidad cristiana de Roma en particular dentro de la sociedad de su época. Por ello y haciendo un ejercicio de vanidad total y absoluto, he pensado que quizás la cagada de la paloma en mi caso no es para que me de suerte a mí, sobre todo después de consultar la lotería de hoy y comprobar que no me ha tocado ni el reintegro, …y si en cambio para proteger al “Ángel” que nos envía alguna entidad socialista del pasado, para de una puñetera vez dar esperanzas de futuro a los ciudadanos madrileños que no piensan en términos conservadores a la vieja usanza y necesitan de organizaciones políticas eficaces al servicio real de los intereses colectivos de los ciudadanos.

Creo compañeros que en estos momentos debemos de cambiar la estabilidad y el sanctasanctórum del status quo, por el riesgo, la innovación, la integración y la sistematización y eficacia de nuestras estructuras, con el fin de que nuestra organización consiga sus verdaderos objetivos que no son otros, que ser una alternativa real para la sociedad madrileña y gobernar para implementar modelos políticos y organizativos que promuevan el renacimiento del Estado del Bienestar y la felicidad colectiva e individual de los ciudadanos, siendo ellos mismos parte activa de su planificación y consecución.

Aunque a futuro deberíamos desechar el desarrollo de procesos de evolución política tan arriesgados como el actual y planificar y desarrollar adecuadamente los mismos; creo que en nuestro caso al igual que en el de la comunidad cristiana de Fabián, vamos a tener suerte y que el “Ángel” enviado tiene un perfil diferente a lo que estamos acostumbrados, pero que precisamente desde su laicidad y distancia de los problemas y conspiraciones tribales, puede aportar soluciones y sobre todo metodología a los procesos políticos a los que nos tenemos que enfrentar, y que culminaran forzosamente con el desarrollo de consensos amplios de gobernabilidad, para los que creo que nuestro “Ángel” tiene el perfil idóneo por su visión exógena de la política.

En fin, el tiempo dirá, de momento habrá que estar expectantes y ayudar a nuestro “Ángel”, con la colaboración proactiva de todas aquellas personas que realmente piensen que esto se puede cambiar, con el fin de evitar los coletazos de los partidarios y beneficiarios del actual y decadente escenario político interno, y de las conspiraciones de centuriones, senadores o de algún emperador, que puedan recelar en un futuro inmediato del protagonismo que se pueda conseguir haciendo las cosas con un sentido estrictamente orientado al beneficio colectivo, al margen de la posición concreta y particular de las personas que interactúan en los procesos políticos y sus intereses particulares y/o grupales.

¡Si esto sale bien, a lo mejor me planteo reflexionar sobre la existencia de Dios y su relacion con el mundo de las palomas!. De momento, lo que si es realmente plausible en el ADN de nuestro ideario político, es nuestra vocación de esperanza en el futuro y la necesidad de huir del fatalismo doctrinario y del agnosticismo político que durante siglos han modelado el paradigma existencial, político y organizativo de la sociedad española.

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. A propósito de “Ángeles”, “cagadas”, “palomos” y demás circunstancias.

    Pocos han/hemos leído a José Ortega y Gasset, pero hay que reconocer que su adagio “yo soy yo y mis circunstancias” nos ha servido de consuelo filosófico cuando no de “consolamentum cátaro”. Y es que ante un panorama constante por lo incomprensible de hechos y actitudes unas veces contradictorias, las más inexplicables aún para sus protagonistas y actores; pues nos aferramos a ellas suponiendo que cubren un Yo, que posponemos conocer.
    Es cierta esa paradoja que señala Paco, de que 111 presuntos militantes aspiren a encontrar la mejor propuesta de gestores que ofrecer a sus 70.000 vecinos y sujetos de la soberanía popular. Paradoja que se resalta al conocer personalmente a esos 111: peculiares, escasamente formados, con dificultad para entender la realidad que les rodea, y demás virtuosismos que poseen.
    Pero en base a otra lectura rápida de Antonio Gramsci, se supone que esos 111, todos juntos devienen en Intelectual Orgánico, en el Partido en Valdemoro. Es muy judeo-cristiano, suponer que reunidos pescadores, campesinos, viudas y mendicantes…zas se aparece el Espíritu Santo, sucede lo del “don de las lenguas”. Como eres gnóstico racional Paco, en vez a las lenguas le sacas punta a una “cagada”, y como la hace Ferraz, pues supones que hay un Yo.
    Yo prefiero recalcarte mi otrora vieja tesis, el PSOE tristemente ha devenido en una Marca, y a pesar de los años de uso y abuso aún da buenos dividendos (concejales, diputados, y de vez en cuando ministros). Las peleas son por quien cobra los dividendos, por eso “alguienes” pastorean a los 111, a los 15.000, etc. Solo necesitan cada cuatro años, pasar el ritual de ser propuestos, de ser incluidos en alguna lista. Después la lista funciona casi sola y trae su cosecha.
    Ya no importa que piensan y quieren defender desde los listados, es más tampoco se pregunta qué piensas y que quieres defender al apuntarte al PSOE: con hacer profesión pública de que malo es el PP, o de la izquierda somos la hostia, y poco más. Hoy parace que estar afiliado, sea un estorbo y un síntoma de estulticia rebañil, con no ser indiferente a la vez que independiente.
    Yo creo que deberías informar a Simancas, digo de la cagada doble y sucesiva. Mira que si se ha repetido el milagro romano y te ha señalado. Y el Partido proponiendo a Gabilondo el Metafísico. Miedo me da, una comunidad etérea, virtual y sin sustancia como Madrid y al timón un señor que tiene por profesión estudiar la realidad. Ojú.

    Valentín

    • Paco Recover dice:

      Efectiviwonder Valentin, la cosa esta muy malita, pero ya sabes que en el fondo los gnósticos racionales y los cristianos de guitarra y bandurria, siempre hemos tenido ese estigma marxista que nos hace ver y buscar la belleza, la verdad y la evolución colectiva del hombre en los sitios mas insospechados. Si no que se lo digan al compañero Maduro y sus visiones ornitologicas; lo que me tiene intrigado es porque a mi la paloma no me habla y siempre me tiene que cagar encima. ¿No seria mas fácil que me mandara mensajes menos elaborados?.

  2. Yo siempre evito los comentarios escatológicos, pero me provocas. Entrando en materia, vamos a meter las manos en la mierda, literalmente. ¿A ti como te caga la joia paloma mensajera? Te has fijado si es de modo rotundo y pleno, un zas para plas y toda la materia ejectada cae sobre ti o es como más intermitente, y a modo de peditos, se observan capas o relieves sobrepuestos, que lo mismo te están cagando en morse. Otra posibilidad, que las diferencias tonales que todos tomaríamos como cagamentos abstractos, no sean tales. Que te estén cagando en cuneiforme, o sea en sumerio o acadio o mittanita. Recuerda que si es la paloma apostólica no se expresará ni en castellano ni inglés. Así que como en la vieja Roma, en tu papel concejalistico te cabria el ser augur de deposiciones aéreas, no sería menos asqueroso que verle las tripas a un cabrito y eso si terminarías antes, y con mejores argumentos que Simancas, que él solo mira los “cojones de Pedro”.

Anímate y déjame un comentario, gracias

A %d blogueros les gusta esto: