Mejorar la productividad y la competitividad sin bajar los salarios

Forges_productividadEs evidente que los Think Tank neoliberales que controlan y otorgan el protagonismo político en los medios de comunicación social, no van a potenciar los claros ejemplos que  verifican la falsedad de los argumentos utilizados por los economistas liberales para bajar los salarios, escudándose en que es la mejor estrategia para salir de la crisis actual, al conseguir un aumento de la productividad y de la competitividad de las empresas, que posibilita un incremento de las exportaciones y una mejora de nuestra balanza comercial.

Posiblemente ellos entiendan que es la mejor estrategia porque en el fondo es la mas fácil y la mas simple, solamente es necesario un requisito previo para poder adoptar este tipo de decisiones sin valorar otras posibles opciones, y no es otro que la total ausencia de valores colectivos y  de la insensibilidad por el sufrimiento ajeno, que ellos denominan y resumen como un inevitable daño colateral.

El secuestro y manipulación de la información da como resultado que los planteamientos neoliberales en materia económica son presentados a los ciudadanos como los únicos posibles para garantizar el equilibrio del Estado en su conjunto, obviando planteamientos alternativos que implican una apuesta por la maximizacion de ingresos y el aumento de la calidad, en detrimento del continuo ajuste de costes estructurales aplicado en la actualidad, que en el fondo tiene un recorrido muy corto y genera unos desequilibrios brutales en la distribución de la riqueza y una inestabilidad emocional de la sociedad que provoca el temido, ¡¡Sálvese quien pueda!! .

Por este motivo, planteamientos como los esgrimidos por George Tyler en su articulo publicado en la revista Social Europe Journal, “How Quarterly Capitalism Stifles Investment And Wages” y la posterior reflexión al mismo que desarrolla el profesor Vicenç Navarro en su articulo “Bajar los salarios no es bueno”, nos demuestran que hay otras maneras de afrontar la crisis actual.

Los citados artículos ponen de manifiesto que los trabajadores de los países del norte de Europa cobran 10$ mas a la hora que sus homólogos estadounidenses, cuestión que se puede extrapolar e inclusive incrementar en el caso español, siendo las cotas de productividad de los trabajadores nórdicos bastante superiores, lo que consecuentemente aporta a sus empresas un alto grado de competitividad exterior y pone contra las cuerdas el pensamiento único que fomentan las teorías liberales.

Profundizando en las claves que utilizan los países nórdicos para conseguir rendimientos positivos en la competitividad de su sector empresarial en relacion con el de EE.UU. sin tener que recurrir bajar los salarios, podemos destacar las siguientes:

  • Mayor inversión de las empresas en procesos de diversificación, I+D, tecnología y formación.
  • Mayor participación del trabajador, individual y colectiva, en la gestión de las empresas.
  • Mayor nivel formativo de la ciudadanía a través de la gestión publica de la educación, participando activamente las empresas en todo el proceso educativo.
  • Mayor grado estabilidad laboral e integración del trabajador con la empresa, generando sentimientos de orgullo de pertenencia.
  • Entendimiento de los procesos de negociación social y laboral como procesos colaborativos, lejos del modelo anglosajón de la negociación como exposición, posicionamiento y equilibrio de las diferentes fuerzas para la solución de conflictos.
  • Planteamientos socio-económicos a medio y largo plazo.

Por otro lado, se vislumbran claramente las claves de los porqués y la tozudez de los economistas liberales por seguir por la senda del ajuste y el enfriamiento de la economía y que en resumen son:

  • Plantear acciones en el corto plazo, que maximicen el beneficio del capital, ajustando de forma inmediata los indicadores económicos, pero obviando la futura viabilidad de los proyectos empresariales y del empleo asociado a ellos.
  •  Plantear como solución al saneamiento financiero, el cierre masivo de empresas que, a su vez, provocan la deslocalización de tejido industrial, generando un efecto bola de nieve en otros sectores de la economía del país y elevando en su conjunto y de manera exponencial la tasa de paro.
  • Evitar el riesgo del capital, eliminando su proyección en el tejido industrial y productivo,  y provocando así, la no circulación del dinero, la inmovilización del capital y la evasión del mismo a paraísos fiscales esperando mejores tiempos.
  • Manipular la percepción de la opinión publica, a través del control de los medios de comunicación, con el fin de maximizar sus propuestas y eclipsar las posibles alternativas.

En resumen, los dos caminos llegan a Roma pero uno esta lleno de dolor y penuria de los de siempre y el otro se desarrolla de manera colectiva lo que implica mayores grados de justicia, visión de estado e integración en la sociedad del concepto de Nación, aunque en el fondo también sea duro su recorrido.

En fin….., lo de siempre, pensamiento único en vena que para ellos es menos arriesgado y en el fondo mucho mas simple, con las alternativas hay que darle al magin y eso no interesa y ademas es cansado. Desde luego mi concepto del patriotismo esta mas ligado al que sienten los empresarios y políticos de los países nórdicos, que el que se practica en EE.UU. y España, y que nace al calor exclusivamente de un símbolo vacío que escenifica la pertenencia a una marca. Para mi esos símbolos están llenos de personas y realmente escenifican el grado de madurez de las sociedades a las que están asociados por la verdadera implicación de sus integrantes.

“La tiranía totalitaria no se edifica sobre las virtudes de los totalitarios sino sobre las faltas de los demócratas”.  Albert Camus

También te podría gustar...

Anímate y déjame un comentario, gracias

A %d blogueros les gusta esto: