Carta a un candidato

Estimado futuro candidato:

Dentro de unos días comienza el proceso de recogida de avales para formalizar las candidaturas de aquellos compañeros que deseen y realmente puedan presentarse a Secretario General. Me imagino que muchos militantes, al igual que el que suscribe, estamos evaluando ya las posibles opciones dentro de lo que entendemos que es razonablemente posible, ayudados como no podía ser de otra manera por la permanente orientación que nos da la dirección del partido y para mi grata sorpresa la emanada de los medios de comunicación más reaccionarios que hasta ahora nos negaban el agua y la sal.

credibilidad

Al margen de las inevitables estrategias de marketing político que se están poniendo en marcha con el correspondiente, dudoso y novedoso apoyo mediático, el citado proceso de elección debería de focalizarse desde el convencimiento de que este es un primer paso para desarrollar la necesaria renovación física e intelectual del partido, cuestión que a estas alturas creo que nadie pone en duda.

En mi caso, he decidido contribuir a reforzar la importancia del proceso con mi modesta participación desde un punto de vista responsable, para lo que me es necesario conocer, más allá de aspectos estéticos y sociológicos que visualizo perfectamente en la televisión, tu visión futura del partido desde dos perspectivas distintas pero complementarias; la de carácter interno conducente a conocer el nivel de renovación estatutaria, de imagen y conceptual que aplicarías una vez que fueras proclamado Secretario General, y la otra de carácter externo en referencia a las cuestiones básicas que aplicarías para conseguir que los ciudadanos vuelvan a confiar en nosotros.

Con el fin de poder tabular adecuadamente toda esta información que gustosamente y diligentemente seguro me aportaras y evitarme el desgranar e interpretar discursos excesivamente extensos y conceptuales que me impidan ver con claridad las ideas básicas de tu candidatura, me atrevo a pedirte que te definas con sinceridad y concreción en referencia a las siguientes cuestiones para valorar adecuadamente tu opción política y desarrollar mi elección en base a criterios de responsabilidad y eficacia:

  1. ¿Qué experiencia profesional, al margen del partido, has desarrollado en los últimos 10 años?.
  2. ¿Qué opinas del exceso de profesionalización de la política en nuestro partido?. ¿Qué harías al respecto?.
  3. ¿Qué personas conformarían tu equipo más cercano e inmediato?. ¿Integraras compañeros de otras candidaturas, como cuestión prioritaria, una vez elegido?.
  4. ¿Abordaras cambios estructurales de carácter estatutario para elevar los niveles de democracia interna en el partido?. ¿Qué elementos más significativos te planteas revisar?
  5. ¿Crees necesario abordar de manera urgente una revisión de la Constitución en su conjunto?. ¿Qué cuestiones más significativas cambiarias?.
  6. ¿Qué elementos a tu criterio deben de definir una correcta visión de Estado, sin renunciar a nuestros principios ideológicos básicos?.
  7. ¿Cuál crees que debe ser la posición del gobierno de España en relación a Europa y a la troika?.
  8. ¿Crees necesario que los aspectos ideológicos clave del partido deben ser consensuados con todos los militantes?.
  9. Desde el punto de vista del ciudadano de a pie, ¿Qué cuestiones y decisiones entiendes se deben de consultar con el conjunto de la sociedad?.
  10. ¿Tienes previsto desarrollar sistemas de comunicación y control que nos permitan conocer las necesidades y percepciones de los ciudadanos y las de los militantes del partido?.
  11. Crees acertado elevar a la categoría de documento contractual con los ciudadanos el desarrollo de nuestros programas electorales?
  12. ¿Crees necesario que los políticos en general deben de dejar de estar aforados en relación a aquellas cuestiones no relacionadas con su actividad política?
  13. ¿Crees necesario aplicar algún sistema de evaluación del desempeño a nuestros cargos públicos e integrantes de los diferentes niveles de dirección del partido?.

Seguramente, se me quedan en el tintero muchas cuestiones que me gustaría conocer de tu visión política interna y externa, pero comprendo que es imposible abordarlas en su conjunto.

En cualquier caso, tanto para contar con mi aval como para poder contar posteriormente con mi voto, te ruego que me aclares estas cuestiones de manera escueta y concisa, que lejos de ser un elaborado ejercicio de demagogia, no tiene otra finalidad que evitarme el cabreo posterior al que estoy acostumbrado desde hace años. En el caso que no aceptes este pequeño peaje, que creo absolutamente necesario para asegurar un mínimo de coherencia a mi elección, te ruego evites comunicarte conmigo, ya que en esta ocasión no pienso dar ningún cheque en blanco a nadie.

En fin, espero que el desarrollo de este proceso ayude a resolver la crisis interna de nuestro partido, volviendo a posicionar al mismo en la confianza de sus militantes y del conjunto de la sociedad española.

Animo compañero, suerte y al toro que seguro entre todos PODEMOS.

También te podría gustar...

Anímate y déjame un comentario, gracias

A %d blogueros les gusta esto: